lunes, 2 de enero de 2012

Yo también fui bicampeón con el Romántico Viajero


Sergio Navarro y Carlos Campos recordaron los títulos consecutivos de 1964 y 1965. Jorge Socías y Luis Musrri rememoraron el retorno a los triunfos en 1994 y 1995. César Vaccia y Ronald Fuentes se refirieron a los campañones de 1999 y 2000. (El Mercurio, 30 de diciembre de 2011)


Carlos Campos fue uno de los puntales
del recordado equipo de los 60. Su socio
era un zurdo llamado Leonel Sánchez.
1964-1965: la marca del Ballet Azul

Durante 1964 y 1965, la U jugó 68 partidos. Ganó 36 y perdió sólo cinco.
Carlos Campos y Sergio Navarro fueron puntales del primer bicampeonato azul. "Lo nuestro fue una década. Sí, ganamos dos campeonatos seguidos, pero nosotros ya comenzamos a hacer historia en 1959 y duramos hasta 1970 con una semifinal en la Libertadores. Y este equipo de la U es de un año, se armó recién", enfatiza el "Tanque".
"Lo está ganando todo. Ojalá siga así, en todo caso", recalca Navarro. "Éramos un plantel no tan numeroso como los de ahora. Éramos 16 o 17. Y no descansábamos. Tuvimos vacaciones una sola vez, cuando volvimos de la gira europea en 1963. Fue la única vez que el Ballet descansó", agrega.
"Y, nosotros jugábamos las Copas Libertadores y los hexagonales, que en ese tiempo eran muy importantes", agrega Campos.
"Por fútbol no se puede comparar. El fútbol entonces era más lento, no había tanta marca como ahora", dice luego el ex delantero.
"Sin hacer comparaciones, de ese elenco había ocho seleccionados, de los cuales cinco fueron titulares en el equipo que resultó tercero en el Mundial de 1962. Para mí es más importante eso que la Copa Sudamericana. Y en torneos locales, ganó más el Ballet que este equipo. La U de Sampaoli va camino a hacer historia en el terreno local, pero para igualar a ese equipo falta todavía", finaliza Navarro.

Un plantel para el recuerdo: logró levantar la copa tras 25
años.
1994-1995: dos años de ensueño

Para Jorge Socías, DT de la U que en 1994 volvió a ser campeón tras 25 años, "hay hartas diferencias con la U actual. Nosotros no sabíamos si pagaban. A medida que fuimos ganando iba apareciendo la plata. En segundo lugar, estos torneos son cortos. O sea, yo habría sido tetracampeón con la U, podríamos decir", dice el "Lulo".
"El del 94' es uno de los títulos que más valoro, porque se había estado en Segunda División, la expectativa de la gente era enorme y lo definimos en forma emocionante en El Salvador. Fue histórico", recuerda Luis Musrri.
"Esta U de Sampaoli juega a maniatar, a presionar, a asfixiar con el físico. Éramos un equipo más pausado, más de tenencia de balón", pondera Socías.
"Esta U tiene el plus de haber logrado un título internacional", finaliza Socías.
"Nosotros llegamos a una semifinal de la Conmebol en 1994, que era el equivalente a la Copa Sudamericana, pero no se nos dio", dice Musrri.
En esos dos años, los laicos jugaron 60 partidos. Ganaron 38 y perdieron seis.

César Vaccia asumió en medio de una tormenta. Dos años
después tenía dos títulos locales.
1999-2000: la última alegría

Tanto Luis Musrri como Ronald Fuentes tienen dos bicampeonatos con la U. El defensor cree que "en 1999 y 2000 nos agarró lo peor de la crisis económica. Ya estaba empezando a quedar la 'grande' en el club. Hicimos grandes campañas, lo que era muy meritorio porque los torneos eran de un año, era más difícil. Ahora agarras una buena racha de cuatro meses y eres campeón. Lo nuestro era de mucho sentimiento, no nos podíamos concentrar sólo en lo futbolístico".
Para el artífice táctico de ese "bi", César Vaccia, "nosotros marcamos una diferencia enorme de puntos. Es imposible saberlo a ciencia cierta, pero yo creo que quizás la U de Sampaoli habría conseguido sacar una diferencia similar en 1999".
"La U actual logró algo histórico. Nosotros no conseguimos algo a nivel internacional, y me alegro mucho que ahora Jorge lo haya podido hacer", dice Vaccia.
Fuentes recuerda que "no logramos algo internacional, pero hay que decir que tampoco se hicieron los esfuerzos. Se trabajaba para juntar plata, no para invertir".
"Nosotros no teníamos tanto vértigo, en ese tiempo era más de jugar bien al fútbol. Teníamos menos individualidades que este equipo de la U, teníamos a Pedro González que pasaba por un gran momento, pero nuestro juego de conjunto era lo que hacía la diferencia", sostiene Fuentes.
Para ese "bi", la U jugó74 partidos. Ganó 48. Perdió 8.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Es muy aburrido leer tantas opiniones escritas por "Anónimo". Ponte un nombre o nick de manera de que sea más fácil contestarte. Gracias por tu comentario.