viernes, 23 de diciembre de 2011

La "U" ante Cobreloa en Play Offs

Cuatro han sido las ocasiones en que azules y loínos se han encontrado en la fase de Play Offs, de las cuales el conjunto nortino ha resultado ganador en tres. Aquí las recordamos.

Cobreloa tiene supremacía ante la "U" en Play Offs.
La "U" y Cobreloa, los dos mejores equipos del Clausura 2011, se enfrentarán en la gran final. El historial de Play Offs entre ambos equipos muestra una superioridad a favor de Cobreloa de 3 a 1. Esta se puede explicar no sólo por méritos de los loínos, sino que también pues se ha dado la coincidencia que en aquellas oportunidades ha enfrentado a una "U" con planteles bastante limitados, a excepción de 2008, en la que derrotó a una "U" que venía como firme candidato.
La "U" de Sampaoli tiene la gran oportunidad de acortar la distancia en el historial y dar nuevamente la vuelta olímpica ante el conjunto nortino.
Ahora revisamos por detalle la historia de cada llave que han jugado ambos clubes en Play Offs:


El primer enfrentamiento por cuartos de final de Play Offs entre ambos ocurrió en el Clausura 2003. La "U" había clasificado a la fase final sin brillar, saliendo a penas sexto con 23 puntos, uno por sobre Cobreloa. El 22 de noviembre, Calama, la "U" llegó a estar perdiendo 2-0, pero logró empatar gracias a goles del argentino Exequiel Amaya y el delantero Renzo Yañez, pero antes de que terminara el partido, Cobreloa anotó y consiguió venir con una ventaja al duelo en Santiago. 8 días más tarde, la "U" estaba obligada a ganar y era Santa Laura el escenario del duelo, pero rápidamente Cobreloa se puso 2-0 arriba, y el descuento de Marcos González para la "U" no fue suficiente, pues los loínos pondrían el 3-1 final. De esa manera la "U" era eliminada y se terminaba el ciclo de Víctor Hugo Castañeda en la banca azul.

Johnny Herrera coronó a la "U" campeón desde los penales.
El enfrentamiento de 2004 es el únicoque tiene a su favor la "U", pero sin duda es de los recuerdos más felices, pues en aquella oportunidad se tituló campeón. Una "U" con algo de fortuna fue aquella, pues había clasificado como mejor perdedor tras perder en sextos de final con Unión, y llegó a la final tras una clara victoria en semifinal sobre Wanderers. Por el contrario, un sólido Cobreloa que había sido puntero en la general, tenía todas las de ganar.
En la ida, jugada en el Nacional, la "U" tuvo innumerables oportunidades para aventajarse en el marcador, pero su impericia ante el arco se lo impidió, teniendo que viajar a Calama con un 0-0 que no provocaba tranquilidad. El 27 de junio en Calama, Cobreloa se puso en ventaja mediante cabezazo de Fuentes, y cuando ya la "U" parecía no tener oportunidad alguna, vino un pase en profundidad de Rivarola que el defensor loíno Esteban González empujó contra su propia valla, decretando así el empate, por lo que todo debió definirse en penales. Allí, tras destacadas tapadas de Herrera, el mismo sería quien definiría la seria, y así la "U" se trajo su copa número 12 desde el norte.

El siguiente enfrentamiento, dno sería muy feliz para la "U". En el Clausura 2006, tras un irregular campeonato y haber superado a Wanderers en el repechaje, la "U" se enfrentaba a Cobreloa por cuartos de final. En la ida, logró imponerse por 1-0 con solitario gol del delantero argentino Sergio Gioino, lo que generaba cierta ilusión para la vuelta en Calama. Pero todo quedaría en eso, sólo ilusión, pues Cobreloa se puso 2-0 arriba, haciendo inútil el descuento de Waldo Ponce, pues al rato después sellarían el partido y la llave al anotar el 3-1.

Ante Cobreloa el 2008 Salas jugó su último partido.
La llave del Clausura 2008 sin duda fue especial. La "U" había hecho una campaña notable clasificándose como primero a Play Offs, mientras Cobreloa apenas había clasificado mediante repechaje.
En la ida fue donde la "U" perdió la clasificación, pues fue totalmente superada por Cobreloa, y terminó cayendo inapelablemente por 3-0.
El 23 de noviembre la "U" llegó al Nacional totalmente mentalizada en darlo vuelta, y así se notó cuando se puso en ventaja gracias al gol de Montillo, pero duró poco la alegría, pues un minuto después empató Cobreloa. La ilusión volvió a nacer tras un golazo de cabeza de Salas, pero nuevamente murió tras el rápido empate de Cobreloa. Cuando ya quedaba poco y nada de partido, Salas volvió a anotar y decretar el definitivo 3-2, sólo para la estadística. En aquella noche, nadie sabía que aquel sería el último partido del gran ídolo azul Marcelo Salas, quien pese a la eliminación, se retiró a lo grande, convirtiendo dos goles en el club de sus amores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Es muy aburrido leer tantas opiniones escritas por "Anónimo". Ponte un nombre o nick de manera de que sea más fácil contestarte. Gracias por tu comentario.