miércoles, 4 de enero de 2012

Ídolo: Sandrino Castec

Sandrino Castec nació el 3 de abril de 1960. Era un centro delantero que se caracterizaba por su potencia y por su eficacia ante las redes rivales.

Llegó a Universidad de Chile en el año 1977, pero su primer gol llegaría recién dos años más tarde, cuando la "U" derrotó por 3-0 a Santiago Morning. En aquel partido Sandrino no sólo tendría su debut ante las redes, sino que además metería su primer "doblete".

"El Bombardero", como era apodado por los hinchas, llegaría muy rápido a convertirse en ídolo de la afición azul, todo gracias a sus 54 goles. Esta cantidad de anotaciones lo tiene registrado como el 12º mayor goleador en la historia del club.

Su primer y único título con el club azul llegaría en 1979, cuando obtuvo la Copa Chile del año, en aquel entonces llamada "Copa Pollagol". Sin embargo, en aquella Copa, Castec no tuvo una destaca participación, pues jugó apenas 4 partidos, siendo sustituido en dos de ellos.


Curiosamente, el 18 de septiembre de 1980 debutaba por la selección de Chile, en un partido amistoso ante Argentina en Mendoza. Aquel sería un partido más que especial para Castec, pues convirtió su único gol por Chile, el que es recordado hasta el día de hoy, pues fue una espectacular chilena que dejó sin chance alguna al guardameta trasandino. Aquel empate 2-2 ante Argentina es la actuación más recordada de Castec por el seleccionado nacional, pues una lesión le impidió jugar el Mundial de 1982 y así tener un mejor recuerdo con "La Roja".

Junto a Héctor Hoffens formaron una formidable dupla en delantera en la "U". Junto al "Chico", fue fundamental para la clasificación a la Copa Libertadores de 1981. En aquella Liguilla Pre-Libertadores, convirtió en el triunfo por la fase grupal ante Concepción, y en la gran definición ante Colo Colo, en la que la victoria fue para la U por 2-1, siendo Arturo Salah el autor del gol del triunfo.

En abril de 1984, extrañamente dejaría el club junto a Hoffens, su compañero de ataque, para vestir la camiseta de Audax Italiano. Dos años más tarde, en 1986 volvería a la "U", donde jugaría su última temporada con el club de sus amores. En aquel año sería el goleador del equipo, convirtiendo 12 goles.

Su buena actuación lo llevó a ser contratado por Cruz Azul de México, en lo que sería su único paso por el extranjero.

Finalmente colgaría los botines en 1989 en Cobresal, lejos del club que lo vio nacer. Pese a ello, y a que no obtuvo grandes títulos con la camiseta azul, es un gran ídolo y recordado hasta el día de hoy por los hinchas, pues en aquellos tiempos en que las alegrías escaseaban, supo aportar su cuota de goles y esfuerzo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Es muy aburrido leer tantas opiniones escritas por "Anónimo". Ponte un nombre o nick de manera de que sea más fácil contestarte. Gracias por tu comentario.