jueves, 8 de septiembre de 2011

La huella imborrable del "Maestro" Álvarez

Diario "Soy Azul" 28 de Agosto de 2011

Tras su glorioso paso por la U entre 1959 y 1964 el artillero es considerado como el extranjero más importante en la historia del club.

Álvarez ostentaba hasta el 2010 el sitial de máximo goleador extranjero en la
historia de la U.
Ernesto Álvarez ostentaba hasta el año pasado el sitial de ser el mayor goleador extranjero de Universidad de Chile con 71 conquistas. Sin embargo, fue superado por Diego Rivarola, pero indudablemente que el "Maestro" sigue siendo considerado como uno de lo extranjeros más relevantes en la historia del club. 
El jugador formado en Rosario Central y que debutara por Banfield en Argentina, llegó en 1959 a la U desde Green Cross. Desde esa temporada, su recuerdo sería sencillamente imborrable. Hasta 1965 jugó 168 duelos con la insignia de la U en el pecho anotando 71 cifras con 16.981 minutos disputados. Curiosa la cantidad de goles convertidos, porque Álvarez no era precisamente un delantero de área, más bien se desenvolvía como volante ofensivo por la izquierda.
Álvarez se convirtió en un verdadero ídolo azul, lo que nunca dejó de agradecer, tal como lo demostraría en una entrevista concedida en los años en los años 70. "Cómo poder olvidar los momentos que viví en la U. Los mejores de mi vida", señalaría.
Quizás una de las actuaciones más recordadas del "Maestro" fue en la definición por el título del torneo de 1962 ante la UC, donde marcó dos goles, uno de ellos de "tijera". Los cronistas de la época señalaban que "Álvarez jugó su mejor partido en Chile".
Incluso tras ese torneo, en 1963 se nacionalizó chileno y participó por la selección en un duelo amistoso ante Uruguay en Montevideo (derrota 3-2).
Sin duda, uno de los integrantes del "Ballet Azul" que más se recuerdan por su brillante aporte. Ernesto Álvarez falleció el año pasado a los 82 años en Buenos Aires.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Es muy aburrido leer tantas opiniones escritas por "Anónimo". Ponte un nombre o nick de manera de que sea más fácil contestarte. Gracias por tu comentario.