miércoles, 11 de septiembre de 2013

¿En qué estaba la "U" en 1973?

Con motivo de la conmemoración de una fecha tan importante y decisiva para el país, recordamos en qué estaba la “U” hace cuatro décadas atrás.

Cuarenta años se cumplen del Golpe de Estado que tanto dolor causó en nuestro país. Un hecho que afectó no sólo en el espectro político, sino que en todos los ámbitos de la sociedad chilena, entre ellos, el fútbol. Por eso aprovechamos esta oportunidad para recordar cómo vivió el Romántico Viajero aquel ajetreado año de 1973.

El club azul, en ese entonces presidido por Rolando Molina y dirigido por Ulises Ramos, no venía bien en el campeonato nacional, como ya sería la tónica tras el fin del Ballet Azul. Esa “U” había comenzado con tres derrotas consecutivas y recién en la quinta fecha había conseguido su primera victoria, cuando un triunfo equivalía a sumar dos puntos.

Eran tiempos en que las figuras no abundaban, y el alma del equipo era el joven Jorge “Lulo” Socías. También destacaban, entre otros, Nelson Gallardo, Jorge Américo Spedaletti, Jorge Zelada, Vladimir Bigorra, Héctor Pinto y con menor participación Esteban “Torito” Aránguiz y Eduardo Bonvallet, “el Gurú”.

La “U” iba a los tumbos, con una irregularidad constante, lo que se graficaba en los números: seis derrotas, cuatro empates y cuatro triunfos. Así corría su suerte hasta que el torneo nacional entró en receso, ya que la selección debía afrontar las eliminatorias para el Mundial de Alemania 1974 jugadas contra Perú y la Unión Soviética.

En ese receso estaba el torneo, cuando llegó el 11 de septiembre de 1973. Al día siguiente del Golpe, el Estadio Nacional fue utilizado como centro de detención para presos políticos. Estaría en esa condición hasta el 9 de noviembre.

Con ese panorama volvió el torneo nacional, y para el 13 de octubre, cuando los azules retornaban a las canchas para enfrentar a Antofagasta, debieron hacerlo en Santa Laura, estadio que acogería a la “U” en sus presentaciones de local mientras el coliseo ñuñoíno siguiera siendo utilizado para tan macabros fines.

De esta manera, se dio una situación inimaginable en estos tiempos: un superclásico en el estadio de la Plaza Chacabuco. Azules y albos se enfrentaron en Santa Laura un 28 de octubre en un partido que no tuvo mayores incidencias, lo que se tradujo en el resultado con un magro 0 a 0.

La vuelta de la “U” al Nacional sería recién el 23 de diciembre, cuando recibió a Wanderers ante el cual cayó derrotada por 3-2, con ambos descuentos anotados por el “Lulo” Socías.

Como se haría costumbre de ahí en más, la “U” no estuvo ni cerca de pelear el título, y cerró el campeonato de 1973 en el 13° lugar de la tabla con escasos 28 puntos, apenas la mitad de los que obtuvo el campeón, Unión Española.

Como consuelo quedó no ser el peor de los grandes, ya que ese año descendió la UC, y además el triunfo en la última fecha del torneo ante Colo Colo. El 20 de febrero, pero ya de 1974, los azules se impusieron en el superclásico por 2-0 con goles de Zelada y Socías.

Los goleadores azules de ese campeonato fueron Jorge “Lulo” Socías con 18, Jorge Américo Spedaletti con 7 y Jorge Zelada con 6.

Coincidencia o no, lo cierto es que 1973 pareciera ser el año del “quiebre” en la “U”, ya que si bien llevaba cuatro años sin ser campeón, los torneos anteriores se había mantenido en la parte alta de la tabla de posiciones. Así, supo ser tercero en 1970 y llegar a semifinales de la Copa Libertadores, ser segundo en el ‘71 y nuevamente tercero en el ‘72.

En el ‘73 la bajada fue estrepitosa, ubicándose, como ya dijimos, en el lugar 13 (el de la mala suerte), posición que, como si fuera poco, repetiría en los dos torneos siguientes.

1973, un año en que ni el país ni la “U” sospechaban lo que les depararía el futuro. Faltaban 17 años para volver a la democracia y 21 para volver a gritar campeón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Es muy aburrido leer tantas opiniones escritas por "Anónimo". Ponte un nombre o nick de manera de que sea más fácil contestarte. Gracias por tu comentario.