domingo, 4 de noviembre de 2012

Los 13 años de invicto azul en clásicos universitarios

Revista Estadio de 1980 refiriéndose a la
paternidad azul. De espalda Héctor Hoffens
mientras Lulo Socías disputa la pelota.

Empezaba la década del 70 y sin que lo supieran jugadores e hinchas, finalizaba el glorioso período del Ballet Azul y comenzaba una larga sequía en títulos que haría de esa etapa la peor en la historia de la "U".

Sin embargo, no todo sería negativo en lo deportivo, ya que durante estos magros años sería donde se gestaría uno de los importantes hechos si de clásicos universitarios se trata, y es que pese a las limitaciones que vivía la "U", fue capaz de mantener un invicto ante la UC nada menos que por 13 años.


La buena racha comenzaría el 22 de mayo de 1971, cuando los azules se impusieron a los católicos por 2-0, con anotaciones de Pedro Araya y Jorge Américo Spedaletti. De allí en más, se daría una superioridad total de la "U", donde destacarían las goleadas por 4-0 en 1972 por el Campeonato Nacional y un espectacular 6-1 en 1976 por la Copa (Internacional) de Ciudades Universitarias, la que finalmente terminaría en manos de la "U".

Finalmente el invicto terminaría el 1 de febrero de 1984, cuando la "U" cayó por 2-1 por la Copa República, con descuento anotado por Martín Gálvez. Así terminaban 13 años de paternidad sobre los cruzados, donde se registraron 31 partidos de invicto, considerando Campeonato Nacional y otras competiciones oficiales: 18 triunfos y 13 empates.

Sin duda aquella seguidilla de resultados positivos ante el primer clásico rival fueron determinantes para la sólida paternidad que posee en la actualidad la "U" sobre Católica, donde en 174 partidos, la "U" ha vencido en 65, empatado en 59 y perdido en 50, y si consideramos además todas las competiciones oficiales, como copas nacionales e internacionales, la brecha se acrecenta aún más: en 214 partidos, 83 son triunfos azules, 68 empates y 63 triunfos del cuadro de la franja.

La paternidad ante la UC, sin duda uno de los grande legados de aquella "U" que ganaba poco y nada, pero que ante el rival más tradicional se encargó siempre de poner las cosas en su lugar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Es muy aburrido leer tantas opiniones escritas por "Anónimo". Ponte un nombre o nick de manera de que sea más fácil contestarte. Gracias por tu comentario.