sábado, 14 de enero de 2012

Eduardo Gino Cofré

Eduardo Gino Cofré debutó en 1983 en Santiago Wanderers. Era un corpulento delantero que tenía la curiosidad de no haber realizado divisiones inferiores, realizando sus primeras armas recién en el profesionalismo.

Realizó buenas campañas en el conjunto caturro, en donde estuvo hasta 1985. Luego de eso pasó a Cobresal, pero su momento de mayor gloria en el fútbol lo viviría defendiendo los colores de  Universidad de Chile en el año 1992.

Su actuación más destacada en la "U" sería en el en el superclásico de aquel año. La tarde fría y nublada del 7 de mayo, consagraría para siempre a Cofré como ídolo azul, al convertirle los dos goles a Colo Colo en el triunfo por 2-0, ante un conjunto albo que venía de ser campeón de la Libertadores el año anterior, por lo que el triunfo adquiere más mérito aún. Aquel partido fue también el del recordado penal ejecutado por Claudio Borghi que fue contenido por Sergio Vargas. La pelota rebotó y le quedó nuevamente a Borghi, quien definió con una rabona pero se encontró nuevamente con la contención del arquero azul.


Luego de ese día, Cofré se transformó en un jugador muy querido por la hinchada, pese a que en aquel campeonato de 1992 convirtió apenas tres goles y en el del año siguiente no convertiría, abandonado en 1993 la institución azul. Tendría destacadas campañas en otros clubes, pero su rodilla no lo acompañaba en aquel éxito, hasta que se cansó de las constantes lesiones y en 1996 se retiró de manera definitiva de la actividad.

Tras colgar los botines, el ariete ingresó en el rubro de los negocios, radicado en su ciudad Viña del Mar. Luego de mucho buscar, se quedó con una confitería que instaló en el centro de su ciudad jardín, que la denominó "Lo Castillo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Es muy aburrido leer tantas opiniones escritas por "Anónimo". Ponte un nombre o nick de manera de que sea más fácil contestarte. Gracias por tu comentario.